Otra historia

“Si la historia la escriben los que ganan quiere decir que hay otra historia”, dice Lito Nebbia en una de sus canciones. Y el Indio argentino seguramente tiene otra historia para contar, porque fue a quien le tocó perder. Fue derrotado como nación, pero no como pueblo, como etnia. El indio argentino seguramente tiene otra historia para contar. A pesar del lavado de cerebro de un sistema educativo que no contempla su cultura ni su lengua, él matiene viva la llama de su historia y fue protagonista en la historia argentina, a pesar de que los libretistas le otorgaron sólo un papel de reparto. Fue parte del pueblo que combatió a los ingleses en 1806 y 1807. Formó los ejercitos de San Martín en la Campaña Libertadora. Defendió nuestras fronteras, como aquel cacique guaraní, Andresito, que frenó el avance portugués en la Mesopotamia. También fue asesinado casi hasta el exterminio en la Patagonia y relegado a tierras inhóspitas de nuestro país.
“Se han escrito muchas mentiras sobre los aborígenes. Muy pocos han dicho verdades o denunciado las injusticias que se han cometido contra nosotros. Las matanzas de los Indios en la Patagonia, cuando pagaban una libra esterlina por una cabeza de indio o por dos pechos de mujer; llegó hasta tal extremo que fueron muchos los muertos, se llegó a matar incluso a galeses”.

Participamos en la lucha contra los ingleses en 1806 y 1807 y en la Independencia, por lo que se reconoció nuestros servicios, pero nunca llegaron a darnos las tierras prometidas.
En 1826, cuando los brasileños nos invadireron por el lado de Carmen de Patagones y llegaron hasta Trenel, un sitio que hoy pertenece a La Pampa, fueron detenidos por los mapuches que vieron que no eran gente del lugar, hasta que llegó el grupo de soldados que estaba en el fuerte. Pero la cosa es que solo eran 26 y en las actas del ejército solo se los menciona a ellos en el momento de detener a los invasores. Se puede agregar además, que la primera derrota militar de Calfucurá en la batalla de San Carlos, en 1872, se la produjeron los caciques mapuches Rondeau, Raninqueo, Melinao, Catriel y Coliqueo. Murieron 6.000 indios en esa batalla y la gloria se la llevó el Ejército. Hay mucho más para decir, como por ejemplo el significado de la cueva de las manos en nuestro sur, y que data de 12.000 a 15.000 años y es la única en el mundo que tiene los siete tipos de manos, desde la elemental hasta la psíquica. Son cosas que no debemos olvidar y tenerlas siempre en cuenta.

Seguime :

Deja un comentario