Salvemos al clarito – Campaña para recuperar el Gran Cocktail Argentino

 

¿Existe un cocktail típico argentino? Sí, pero pocos se acuerdan de él. El Clarito fue creado en 1935 como una variante local del Dry Martini. Hoy, la nueva camada de bartenders, con Federico Cuco a la cabeza, lanza una campaña para rescatarlo del olvido.

Cuenta la leyenda que El Clarito fue creado por el bartender Santiago “Pichín” Policastro (considerado el padre de la coctelería argentina) como una alternativa al Dry Martini. La aceituna era un componente extraño al paladar argentino de aquel entonces y Pichín decidió reemplazarla con piel limón. Así, el Clarito es un trago muy seco, que contiene unas 4 1/2 onzas de gin y 1/2 onza de vermú seco, perfumado con piel de limón (y el borde de la copa mojado con jugo de limón). Se sirve, claro, en copa cocktail. Federico Cuco, bartender del bar 788, lanzó el mes pasado una proclama llamada “Salvemos al Clarito”, con la idea de que este clásico argento vuelva a las barras. El apoyo que recibió fue masivo

 

 

En los años 30′ según el libro de cócteles del Waldorf Astoria de NY, el Dry Martini se hacía

1/2 London Dry Gin
1/2 French Vermouth
1 dash orange bitters
Squeeze Lemon rind. add a green Olive.

Acá en el Sur, Pichín inventó en respuesta a los que habían viajado y querían algo similar
“el Clarito” buscandole el sabor argentino al dry martini. Originalmente se servía en una copa campanita de 2 a 3 onzas escarchada en azúcar, llevaba 10 gr. de Vermouth y 90 gr. de Gin seco(aun existía el gin dulce tipo old tom). Es decir, una versión mucha más seca que el Dry Martini “oficial” de aquella época.

Con el tiempo perdió el azúcar, como lo cuenta Antonetti en su libro de los años 60.
El Clarito, entre los años 30 a los 70, fue el cóctel emblemático de la coctelería argentina, junto con el San Martín, El Pato, el Corazón de Indio y el 7mo regimiento.

Hoy la receta 08 es:

Pintar con limón el borde de una copa cóctel y luego ponerla a enfriar llenándola de hielo roto.
En Coctelera de Vidrio o recipiente que haga las veces de tal poner abundante hielo entero, enfriar el vaso de composición, descartar el sobrante de agua.
Agregar 10% de Vermú tipo francés (Martini Dry, por ejemplo)
y 80 % de London Dry Gin (cualquier marca está bien)

El 10% vacío es para que se pueda tomar sin volcar

Un trozo de piel de limón (exprimiendo los aceites dentro del vaso de refrescar)
Con cuchara de plata o metal plateado (cuchara larga Bar) revolver durante un minuto o lo que tardemos en dejar bien helado el trago.
Descartar el hielo de la copa.
Colar en ésta el trago. De garnish (decoración) poner una tirita de piel de limón

Supongo que le decían clarito por el hecho de que antes solía ir sin garnish; solo llevaba el aceite del limón sobre el gin frió en copa campanita. También se tomaba en un rocks o un Highball sobre hielo con rodaja y piel de limón.

Recuerdo a Pipo Obarrio, mi primer empleador y gran bartender (tenia 65 cuando yo tenia 16), que decía que “el Clarito es la mejor excusa para tomar un gin, al igual que el pink gin.”

Pero será por el nombre, por la simpatía de Pichín, o porque Pichín hizo escuela entre los barmen de su época, y porque la mayoría eran de oficio, que el Clarito se mantuvo vivo por años en todas las confiterias clubes y hoteles, a fin de los 70 y durante los 80 y principio de los 90.

Luego, aparecieron mil boliches, mil bares y PUB y cualquiera trabajaba detrás de la barra. El 7mo regimiento se convirtió en la asquerosa mezcla empedadora que vos conociste en tus años mozos y el Clarito solo sobrevivió en las barras donde había un viejo barman como Gallo o Rodolfo San o mi viejo maestro Pipo.

Propongo volver a la gloria de la coctelería argentina. Por eso, mientras mezclamos almíbares y frutas asiáticas y hacemos caipis de vodka premium, creo que también hay que desempolvar el gin y los cócteles clásicos.

La idea es que, a partir del 1 de Septiembre, bares y restaurantes tengan a el Clarito en una pizarra, y lo ofrezcan.

 

 

http://elkankuko.blogspot.com/

http://www.clarin.com/suplementos/ollas/2008/09/04/o-01752550.htm

Seguime :

Deja un comentario